Ya empiezo a hacerme algo mayor… con historias del abuelo cebolleta… Ya hará 7-8 años que acabé la residencia y me toca enfrentarme a la tarea de ser adjunto, afrontando retos, tareas o proyectos para los que quizá no te acaban de preparar al 100% durante la residencia. Por ello, intentaré añadir consejos de cosas que os pueden ser útiles para vuestro día a día o para cuando acabéis la residencia.

Última actualización 6 abril 2017

Sé curioso y pregunta cualquier cosa que no sepas. No seas tímido, nadie ha nacido sabiendo y ninguna pregunta es tonta. (siempre que lo hayas intentado buscar antes)

Aprende el máximo inglés que puedas. Es indispensable dominar el idioma, sobretodo en un campo como el nuestro.

Durante la residencia trabajarás con mucha gente. Puede que con algunos resulte más complicado que con otros. No obstante, quédate siempre con lo mejor de cada uno.

Si puedes publicar, con la ayuda de un adjunto o compañero, aprovéchalo! A la larga, te dará más puntos una publicación que no varios pósters.

Sé humilde con todo el equipo humano que hay en el hospital y en tu servicio. Todos tenemos un rol clave para el correcto funcionamiento del servicio y de la institución.

Si tienes especial interés por una especialidad, ve a por ella y haz todo lo posible para conseguirlo: rotaciones externas, hablar con expertos, etc. Al final es tu futuro el que está en juego.

Mantén al día tu CV. No lo dejes para el final, ya que te olvidarás de cosas que podrías haber incluído.

Selecciona bien qué cursos realizas. El tiempo que tenemos es límitado, y no siempre valen todos la pena.